Somos su bufete de abogados de inmigración

Ciudadanía

La naturalización es el proceso por el cual un titular de tarjeta verde obtiene la ciudadanía en los Estados Unidos de Norteamérica. Existen ciertos requisitos básicos que deben satisfacerse, a pesar de que los períodos de tiempo de espera varían para cada solicitud.

Los requisitos básicos se detallan a continuación:

  1. El solicitante debe haber sido admitido legalmente a los Estados Unidos de Norteamérica como residente permanente legal (titular de la tarjeta verde).
  2. El solicitante debe tener la residencia permanente en los Estados Unidos durante por lo menos 5 años. Éste es el caso para la mayoría de los residentes permanentes legales, pero en ciertas ocasiones, como en el caso de los cónyuges de ciudadanos estadounidenses, se puede presentar la solicitud después de sólo 3 años de ser residentes permanentes. Existen ciertos otros casos, la lista de los cuales es muy extensa para mencionarla aquí y para los cuales se puede solicitar la naturalización con menos de cinco años de residencia permanente. El solicitante no debió haberse ausentado de los Estados Unidos por más de 6 meses en ninguna salida al exterior durante los últimos cinco años (o 3 años, en el caso del cónyuge de un ciudadano norteamericano) o antes de completar el proceso de naturalización.
  3. Se requiere la presencia física del solicitante en los Estados Unidos durante por lo menos la mitad del tiempo requerido. Eso significa 2.5 años para la mayoría de los solicitantes, si se requieren 5 años como residente permanente y 1.5 años para los cónyuges de ciudadanos norteamericanos.
  4. El solicitante debe ser residente durante por lo menos 3 meses en el estado en que se somete la solicitud para la naturalización.
  5. El solicitante debe poder leer, escribir, y hablar inglés en forma corriente (durante la entrevista de naturalización, se comprueba dicha capacidad mediante un examen basado en preguntas y respuestas breves).
  6. El solicitante debe disponer de conocimientos y nociones acerca de la historia y estructura gubernamental de los EE.UU. (hay que aprobar un examen durante la entrevista de naturalización).
  7. El solicitante debe tener un carácter ético y moral, adherirse a los principios de la Constitución de los Estados Unidos de Norteamérica, y tener la disposición propia por el bienestar y la prosperidad del país. Eso significa que la persona no puede haber sido arrestada o convicta de ningún delito grave y debe estar dispuesta a defender el sistema de gobierno del país.
  8. El solicitante debe tener por los menos 18 años de edad al momento de someter la aplicación al proceso de naturalización. A los menores de 18 años de edad les resulta posible naturalizarse, pero éstos deben hacerlo en base a la solicitud presentada por sus padres. 

Un residente permanente puede optar por recibir la ciudadanía a través del proceso de naturalización. Debido a que no existe el requisito de solicitar para ser ciudadano en ningún momento, una persona no obtiene la ciudadanía en forma automática. Sin embargo, al solicitarse la naturalización, el CIS revisa los antecedentes penales y asegura que la persona fue previamente aprobada en forma correcta para obtener el status de residente permanente. Por eso, hasta resulta posible perder la tarjeta verde en este proceso si la persona no calificó en forma apropiada para la tarjeta verde. En algunos casos, si existe una convicción por un delito grave, o una declaración juramentada mediante la cual el residente permanente legal admitió su culpa o participación en un delito grave, el CIS podrá someter al solicitante a un proceso de deportación. Esto significa que aunque el proceso de la naturalización no sea muy difícil, sigue siendo más que una mera formalidad.